FOTOGRAFÍAS ANTIGUAS DE MANZANARES. Casa solariega de los Quesada

Los Quesada eran descendientes del hidalgo Bernardo de Quesada, que llegó a Manzanares como hombre de armas de su pariente el comendador Alonso de Dávila, cuando éste tomó posesión de la encomienda en el siglo XV. Durante siglos los Quesada ocuparon cargos en la administración local como alcaldes y regidores.

A finales del siglo XIX la casa fue comprada Jacinto Lillo, comerciante procedente de Quintanar de la Orden, y en el edificio abrieron una de las mayores tiendas de Manzanares en la que se vendía loza, cristal, juguetes, ferretería, mercería, bisutería y comestibles.

La casa, ubicada en la esquina de la calle Jesús del Perdón con Mayorazgo, fue derribada en los años 70 para edificar un bloque de pisos. 





Interior de la tienda de Jacinto Lillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario