Visita nuestro grupo de Facebook y nuestro canal de Youtube

martes, 4 de febrero de 2020

A la venta en Amazon la 2ª edición del libro "LA FAMILIA PEDRERO, LOS CONSTRUCTORES DE LOS EDIFICIOS MÁS EMBLEMÁTICOS DE MANZANARES"

Tras agotar la primera edición, ya está a la venta en Amazon la segunda edición del libro "LA FAMILIA PEDRERO, LOS CONSTRUCTORES DE LOS EDIFICIOS MÁS EMBLEMÁTICOS DE MANZANARES". Esta nueva edición se ha completado con algunos datos y fotografías proporcionados por los lectores desde la publicación original del libro en el año 2017.

Portada del libro

El libro se puede comprar al precio de 15 euros en el siguiente enlace de Amazon:


También está disponible en la librería La Pecera de Manzanares, en la calle Padre Capuchinos nº8.

La familia Pedrero, protagonista de este libro, se asentó a principios del siglo XVIII en Manzanares, población de la provincia de Ciudad Real, y destacó por su actividad profesional en el sector de la construcción, participando durante al menos cinco generaciones como contratistas, constructores, alarifes o maestros albañiles en las principales obras públicas y privadas realizadas en esta localidad.

La historia que se narra en el libro transcurre principalmente en el periodo comprendido entre mediados del siglo XIX y del siglo XX. La mayor parte de este periodo supuso para Manzanares una época de prosperidad que propició una notable actividad urbanística, lo que permitió progresar económica y socialmente a los constructores Pedrero. 

Los hechos que se relatan sobre la familia Pedrero se han relacionado con acontecimientos relevantes de la historia de Manzanares y de España intentando, de esta forma, que este relato pueda ser de interés para un público más amplio que sea aficionado a la historia y, en particular, a la historia local.

En la primera parte del libro se describe, a grandes rasgos, como era la sociedad manzanareña de la época para explicar el marco en el que transcurrieron las vidas de los protagonistas de esta historia, destacando sobre todo aquellos aspectos en los que Manzanares se diferenciaba respecto a poblaciones eminentemente agrarias del centro y sur de España.

La segunda parte del libro está dedicada a narrar la historia personal de los miembros más relevantes de la familia destacando, entre otros, el constructor Alfonso Pedrero Peña o el polifacético y activo sacerdote Alfonso Pedrero García-Noblejas. Se contará con detalle las tremendas repercusiones que tuvo la Guerra Civil. En este apartado destaca la trágica muerte de Jesús Pedrero García-Noblejas en una checa republicana en Madrid al inicio de la guerra y la persecución en la posguerra, por supuestamente pertenecer a la masonería, de su hermano Manuel Pedrero García-Noblejas. Los hijos de éste último, Augusto y César Pedrero Pérez, también pasaron serias dificultades durante el régimen franquista formando el primero parte del exilio republicano en México y siendo el segundo condenado a 12 de años de cárcel por su actividad política a favor de la República.

La tercera y última parte del libro explica la historia, no exenta de polémicas, de los principales edificios construidos por los Pedrero, desde que se tomó la decisión de su construcción hasta la actualidad.

Resulta especialmente llamativa la construcción en 1912 del cementerio municipal por la enorme controversia que generó en Manzanares. Los opositores al proyecto, principalmente la Iglesia apoyada por el Partido Conservador, se enfrentaron con dureza al alcalde Antonio Rubio Fernández-Caballero del Partido Liberal, que fue apoyado por el Partido Republicano. La polémica llegó a tal extremo que llegó a poner en peligro la vida del constructor del cementerio, Alfonso Pedrero Peña.

La construcción sobre la que se ha obtenido información más detallada es la del actual edificio del Ayuntamiento de Manzanares y puede que sea la que más problemas, en este caso técnicos y económicos, le ocasionara al constructor Alfonso Pedrero Peña. Durante el transcurso de las obras el alcalde Agustín Serrano González y todos los concejales fueron cesados por el gobernador civil de la provincia a consecuencia de la intención de la corporación municipal de comprar la empresa “Aguas Potables y Alcantarillado de Manzanares”, que atravesaba serias dificultades económicas. El nuevo alcalde nombrado por el gobernador civil, Enrique Ochoa Quesada, revisó todas las grandes decisiones tomadas por su antecesor, lo que ocasionó muchos problemas y quebrantos económicos al constructor Alfonso Pedrero Peña.

Casi todos los grandes proyectos urbanísticos realizados en Manzanares a iniciativa del Ayuntamiento han generado gran controversia y uno de los mejores ejemplos es el Gran Teatro. Tanto su construcción en 1911, así como su derribo en 1975 y su posterior reconstrucción en 1995 estuvieron rodeados de polémicas y apasionados debates.

En el apartado dedicado al albergue de carretera para automovilistas, actual Parador de Turismo, contaremos una interesante historia de espionaje al más alto nivel relacionada con la estancia en Manzanares, durante la II Guerra Mundial, del jefe del servicio de inteligencia alemán Abwehr, el almirante Wilhelm Canaris.

Finalmente, en el epílogo se analizarán las circunstancias personales, políticas y económicas que durante la posguerra ocasionaron que los Pedrero abandonasen, tras más de 150 años de dedicación ininterrumpida, su trabajo como constructores.























No hay comentarios:

Publicar un comentario